Alebrijes

San Martin Tilcajete (alebrijes)

El origen del Alebrije

Los grupos de Oaxaca han creado una gran cultura la leyenda cuenta de una persona; Pedro Linares que tenía sueños fantásticos que al momento de querer explicar lo que soñaba no podía decirlo de la manera tan vivida como él lo sentía con lo que decidió hacer imágenes en madera de lo que llegaba en sus noches de sueño, esta es la manera fantástica en la que se quiere dar a conocer la historia de los alebrijes o animales fantásticos creados a razón de manera artesanal, podemos decir que la fauna descrita en cada creación es tan única y tan variada que representa monstruos, nahuales y una variación única de seres únicos.

Estas obras de arte llevan el conocimiento de una elaboración que se ha transmitido de generación en generación con técnicas que el pueblo guarda celosamente, las personas de esta comunidad crecen ligados y orgullosos de las creaciones que los hacen una comunidad con un legado cultural único, entre pilas de troncos de copal y pinturas dejan volar su imaginación para crear auténticas obras de arte.

El tallado de madera no es nuevo en esta comunidad ya que para los carnavales se hacían máscaras y aunque anteriormente eran al natural y hechas en su mayoría con palo de tzonpantle un tipo de madera escasa en la región, ahora estas primeros tallados sin pintar  y poco a poco les pusieron colores primero en colores neutros como negro gris y blanco para después ir creando con anilina no solo color sino también formas y texturas  para un realismo lúdico mejor expresado en cada escultura.

Entre las creaciones se empezaron con máscaras después con utensilios tallados en madera con alguna finalidad como bancos y juguetes para después iniciar con la escultura fantástica, en san Martín Tilcajete es la comunidad dedicada a la labor de esta artesanía y han sido un gran éxito en el mundo por la calidad de sus alebrijes, estas imágenes han tenido un renovado brío empezando por darse a conocer en todo el país y ahora están llegando al extranjero con gran aceptación.

Las pinturas que se utilizan en cada obra resaltan cada trabajo dándole un realismo, aunque aquí no hablaremos de la hechura de un alebrije podemos mencionar que son horas de arduo trabajo para llegar a una gran creación que solo vive en la mente del artesano, el copal madera de la cual se realizan los alebrijes es un árbol pequeño por lo que se trata de aprovechar cada una de sus formas caprichosas para formar un alebrije y dicho de este es un árbol que para ser utilizado requiere ser de una edad de 6 o 7 años para poder realizar alguna obra artesanal.

Aunque anteriormente solo era imágenes de animales tales como los conocemos la nueva generación de artesanos fue dando ideas nuevas a animales fantásticos existentes solo en la imaginación, pero con un simbolismo profundo dando nuevas características a este arte, aunque muchas figuras son algo similares, la pintura las hace distintas en expresión artística.

El termino alebrije se acuño por la familia Linares mismos que hacían piezas elaboradas en cartón donde Pedro Linares bautizo como alebrijes a estas fantásticas creaciones para después hacerlos en madera.

Los alebrijes también existen en Arrazola Xoxo donde Pedro Linares mostro su trabajo y Manuel Jiménez hizo sus propias creaciones con el estilo del sitio, sin embargo se sabe el origen de los alebrijes, son de Oaxaca para el mundo.